• 2024-05-24
0 Comentarios

Destetándose

de Fernando Hinestrosa

Profesor Titular de la Univeridad Externado de Colombia

 

El 10 de marzo de 2012 será una fecha muy recordada para nuestra familia externadista. En esa fecha murió Fernando Hinestrosa.

 

 

El 10 de marzo de 2012 será una fecha muy recordada para nuestra familia externadista. En esa fecha murió Fernando Hinestrosa.

Para nadie es un secreto el gran aporte del doctor Hinestrosa a nuestra universidad. Fue la persona que durante un largo tiempo estructuró una institución que desarrolla su labor académica con diferentes carreras, creciendo su malla de programas y generando una nómina de profesores robusta que le permitió al diploma del Externado ganar terreno en lo nacional y en lo internacional.

En lo personal difícilmente conoceremos en Colombia a una persona con la cultura, educación y conocimiento de él.

Fue gran rector, pero murió hace 12 años.

La expresión afirmativa coloquial consistente que “el estudiante supera al maestro” es la que quiero hoy recalcar e invitar a aplicar entre nosotros. Tanta evocación que he oído últimamente en la Universidad acerca de la figura de Fernando Hinestrosa veo que puede estar siendo excesiva y dañina para la Universidad dado que no permite avanzar, retrocede al pasado y nos encadena. Lo llaman el “legado”.

Los homenajes son válidos, pero como aprendices de tan magnánimo rector tenemos solo una vía para honrarlo, que no es otra que soltarlo y superar en cualquier aspecto profesional o personal al maestro y no estar evocando una figura que ya no está. Es parte del crecimiento personal, de la evolución y superación.

Ya no más. El Externado se debe destetar de tanta remisión al pasado y a una persona con la cual estaremos eternamente agradecidos, pero dar un paso adelante con el tiempo presente y sentar las bases del tiempo futuro con el material humano que existe hoy en la Universidad.

Para destetarse es necesario que cada persona se crea, por lo menos, igual o mejor al maestro Hinestrosa, buscando y siendo mejor el estudiante que el maestro y, así, saldremos de ese atolladero fantasmal que nos tiene estáticos en la historia del museo, abordando, con el criterio propio del camino y cielo que se abre para cada uno de nosotros, el presente y no el pasado.

Espero con ansias las nuevas elecciones a rector y a decanos que están muy próximas. Es en ese momento donde veremos nuevas figuras y propuestas sin evocaciones al pasado, a veces, de forma acomodada para mantener un poder evocando un alma que está en otro plano.

Estoy seguro de que Hinestrosa (Rector) sabía que yo podía salir adelante sin él, creando mi propia historia, dejando quieta la de él.   

No más evocación al pasado. El vivo a la catedra y el muerto al cielo. Ya no más, han pasado 12 años.

Comienzan las elecciones a Rector. Es necesario una modificación del rumbo. Un nuevo camino y con nuevos integrantes. Todos somos candidatos. Sin miedo. El miedo no permite vivir.

P.D. En la mitología griega se encuentra la historia de Hércules (Heracles), hijo ilegitimo de Zeus (Júpiter). La diosa Hera, quien era esposa de Zeus, lo odiaba, dado que dañaba su estatus quo, y por ello lo castiga de múltiples maneras, entre otras, con dos serpientes en su cuna al momento de nacer o llevarlo a la locura bajo la cual Hércules mata a su propia familia. Hera le impuso a Hércules ejecutar los terribles “doce trabajos” bajo órdenes del Rey Euristeo, quien temía la fuerza de Hércules y por ello se le escondía para que no lo superara, con ánimo de bloqueo. Hércules finalmente superó los doce trabajos, cambió el statu quo y se inmortalizó. Cada uno, independientemente del género, decide ser Hércules, Euristeo, Zeus o Hera. En las próximas hablaré de algunos que se ven por el Externado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *