• 2024-05-23
0 Comentarios

Pronuciamientos sobre columna de El Radical Facultad de Economía

Varios lectores de El Radical, principalmente trabajadores del Externado, han querido replicar la denuncia que hicimos en nuestro último Radical frente a algunas actividades del decano.
 
1. David Cohen Rosales 

 

Cordial saludo

Como muchos saben yo soy tal vez uno de los  profesores con más tiempo de servicio a la Universidad, pero si estoy seguro serlo  de lo que anteriormente se llamaba Facultad de Ciencias Económicas que comprendía los tres programas de Economía, Contaduría y Administración de Empresas, además soy egresado de la primera de las mencionadas, en resumen de mis 75 años, he mantenido contactos con  la Universidad  55 años  y como docente 48 años.

Durante mi ya largo tiempo en la Universidad me ha permitido trabajar con los Doctores Ciardelly, Tapias, Cabrera,Lovw, Manrique, Flórez, Arévalo, y ahora con

el Doctor Juan Pablo Herrera y puedo dar fe que todos han respetado la libertad y el derecho de disentir postulados básicos del pensamiento Externadista.

Veo con profunda tristeza como se tratan temas que no obedecen a una realidad y  totalmente fuera de contexto , además  he visto y conversado con el Doctor Herrera y siempre he observado  su afán  de generar   ambiente laboral, con su don de gentes y puertas abiertas.

 

2. Enrique Ferrer

 

Estimado Decano, colegas y estudiantes:

Lamento mucho este comunicado en El Radical, desde espacios externo a la Facultad, lamento mucho que ese sea el tono del debate y que la fala de decoro e ilustración en el debate empañe el concepto de una persona, incluso envuelva a otras, de ese modo. Me sumo a la solidaridad con nuestro Decano y colegas involucrados en este discurso ajeno. Las diferencias conceptuales, cuando las hay, se han llevado en los espacios propicios de la Facultad (abundan estos espacios). Que sea este momento una invitación para crecer como comunidad, como familia.

Un saludo fraterno.

 

3. Alberto Castrillón Mora

 

Sobre “Decano Desastroso” en El Radical

Un cordial saludo.

Me permito comunicar a todos los miembros de la Universidad Externado de Colombia, especialmente a la Facultad de Economía, que me permito disentir claramente de las afirmaciones presentes en la columna “Decano desastroso” contenidas en El Radical (marzo de 2024), pretendido “Órgano de difusión del pensamiento externadista”.

Quienes conocemos hace más de 20 años al profesor, y ahora Decano, Juan Pablo Herrera Saavedra, podemos sostener con certeza que no hace parte, como dice el escrito, de “una cohorte de aúlicos de quienes pretenden entronizar en la Rectoría a quienes integran una camarilla que aspiran (sic) tomarse la Universidad para implantar el régimen de terror que ya se vive en Economía”. A lo largo de estas dos décadas he sido testigo de que el profesor Juan Pablo siempre se ha caracterizado por su bonhomía y buen trato hacia sus colegas y subordinados.

No existe en la Facultad de Economía ningún clima de terror, ni de persecución. Son afirmaciones gratuitas de quien escribió la nota. En cuanto a los casos mencionados, el autor ignora las circunstancias concretas en las que sucedieron.

Incluso, la Doctora Tatiana Gelvez, desautorizó la inclusión de su nombre en el escrito mencionado, toda vez que no se corresponde con su criterio, ni contaron con su autorización, a la vez que desconoce el propósito de semejante comunicado. Este solo hecho bastaría para desechar cualquier buena intención que pudiera abrigar el comunicado. Como rezaba el principio “Bonum ex integra causa; malum ex quocumque defectu”.

No hay entre los colegas de la Facultad “aplaudidores a ultranza” del Decano Herrera, de quien se puede discrepar a propósito de cualquier cosa, académica o de gestión, sin temor a represalia alguna, como corresponde a una Universidad que ha hecho del libre examen uno de sus pilares.

 El tono del escrito es una muestra de fealdad que rechazamos firmemente. El sentimiento de fastidio y malestar que causa el mismo, recuerda al escritor Simon Leys, quien, a propósito de un escrito miserable de Christopher Hitchens se permitió decir lo siguiente:

“La necesidad de rebajar a nuestro miserable nivel, de desfigurar, de ridiculizar y de desacreditar cualquier esplendor que se eleve por encima de nosotros, probablemente sea el impulso más deplorable de la naturaleza humana”

 

4. Miguel Medellín

 

Estimados profesores:

Durante el poco tiempo que llevo en la Facultad de Economía, no he percibido mal ambiente laboral alguno ni persecución a los profesores o al personal administrativo. No creo tampoco que el Decano haga parte de “una cohorte de áulicos de quienes pretenden entronizar en la Rectoría a quienes integran una camarilla que aspiran tomarse la Universidad para implantar el régimen de terror que ya se vive en Economía”. Por último, no comparto la opinión de que la Facultad esté “en franca decadencia académica”. Por el contrario, soy testigo del esfuerzo y el compromiso de todos ustedes, incluido el Decano, para posicionarla en el lugar de excelencia que merece.

Saludos,

 

5. Isidro Hernandez Rodriguez 

 

Buenas noches Tatiana, Oscar Alfonso y todos los demás colegas.

Leí el artículo y  estoy indignado porque me trataron como si fuera un inepto que necesita aplaudir al decano para poder ser docente en la facultad. Jamás adulé a nadie para mantenerme en un cargo.

Y como facultad dejan la sensación que quienes la integramos no hacemos nada para mejorar, pues lo mejor o lo peor que sea nuestra facultad se debe al trabajo de todos, no únicamente del decano ¿Qué pensará un padre de familia que lea ese artículo y que  nos confió su hija o hijo para que sean formados como profesionales competentes? 

Podremos tener diferencias conceptuales o de perspectiva para solucionar problemas, pero somos personas mayores (en el sentido kantiano) para resolver nuestras diferencias y me siento honrado de todos mis colegas porque los he visto exponer y defender sus puntos de vista, los he y me han respetado, he trabajado hombro a hombro con la mayoría, me han apoyado en proyectos, hemos sacado posgrados, investigaciones y consultorías adelante y … lo más importante … puedo tomar cafecito con todos y no siento que trabaje con pésimas personas que hacen un ambiente laboral insoportable.

Una lástima que personas que jamás he visto en mi vida ni en la facultad hablen mal de ella, de nuestro sitio donde todos ponemos nuestro granito para formar profesionales respetuosos, disciplinados y con perspectiva de mundo.

Saludo cordial

 

6. Tatiana Gélvez Rubio

 

En mi autonomía como mujer, persona, profesional y profesora universitaria me permito compartir mi posición frente a la mención demi nombre en una columna de opinión de El Radical del viernes 05 de abril de 2024: 

Las afirmaciones descritas en el documento no están fundamentadas en mi propio criterio ni contaron con mi autorización para ser incluidas en la publicación. Desconozco la fuente o el propósito de ese contenido.

Soy una economista con 12 años de experiencia profesional y docente, y he construido de manera autónoma y con mi propio esfuerzo una trayectoria académica y profesional. Soy Doctora en Gobierno de la Universidad de Essex y participo desde el 2022 de maneraactiva con investigación en temas de género en la Universidad. Como mujer reivindico mi derecho a una identidad propia más allá de un estado civil; por tanto no autorizo que mi nombre y mi criterio frente a la Universidad sean asociados con los de otras personas.

Cuando considere que existe una situación que requiera ser de conocimiento público frente a mi experiencia como parte de la Facultad de Economía, lo comunicaré con base en mi criterio propio y en los términos que considere pertinentes. 

Por último, frente a mi rol como parte del cuerpo profesoral de la Facultad de Economía honro mi labor realizando lasactividades docentes e investigativasa mi cargode manera comprometida y contribuyo a la construcción de las nuevas generaciones de economistas del país.

 

 7. Óscar A. Alfonso R.

 

Profesoras y profesores de la Facultad de Economía, tengan buen día.

Espero que se encuentren bien.

Les pido disculpas por invadir sus correos, pero considero que este bochornoso asunto debe ser tratado por todos. El contenido del artículo del Radical en el título del mensaje nos toca a todos, a nuestro quehacer en la Facultad y a las responsabilidades con nuestros estudiantes.

Ayer hablé al respecto con el decano, también intenté hacerlo con otros colegas pero no ha sido posible. Recurro entonces a este medio para que en uso del espíritu externadista de la crítica y el disenso que realza la carta y el artículo, manifestemos nuestro parecer al respecto.

Quiero recordar que lideré la consulta no vinculante a los docentes para la elección del actual decano, y también acompañé a los lideres estudiantiles que también participaron en ella.

A pesar de tener discrepancias con David, logramos acuerdos para sacar adelante iniciativas de manera conjunta como, por ejemplo, los Documentos de Trabajo y nuestra participación en un seminario sobre la pobreza y el hambre en Colombia. Me sorprendió, como a muchos, su carta de renuncia que fue compartida en la reunión de inicio de semestre por Juan Pablo a pedido de Tatiana. Ahora quedo más chocado con la noticia de El Radical de que ella está siendo perseguida. ¿”Exclusión y persecución familiar”? Los involucrados deben aclararlo a la mayor brevedad.

Estoy en desacuerdo con que “lo que ha hecho es todo malo y peligroso”, pues la realización de la Cátedra Policarpa y de la Cuarta y Quinta Semana de Economía, entre otras actividades académicas, dieron y están dando resultados muy positivos. He discrepado en varias cuestiones académicas con el decano como, por ejemplo, el contenido de la charla sobre el Amazonas por los colegas del BID que los asistentes escucharon, y también sobre la orientación de la investigación, pero no vivo en una “época de terror” ¿Y Ustedes?.

Propongo que en la próxima reunión de profesores discutamos a fondo la “franca decadencia académica”,  y que contemos con la participación de todos nosotros, de los miembros del Consejo Académico de la Facultad, de los representantes de los egresados de pregrado y posgrado y en la que me comprometo a apoyar en aquello esté a mi alcance.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *